DRAGÓN DE KOMODO

dragón de komodo

El lagarto de mayor tamaño en el mundo es el saurópsido dragón de komodo, un animal exótico también conocido como monstruo de komodo o varano de komodo. Nombre que hace referencia a una de las islas de Indonesia central. Estos lagartos pueden encontrarse en las islas de Komodo, Nusa, Rinca, Gili Motang, Kode y Flores.

Taxonomía del dragón de komodo
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Sauropsida
Orden:Squamata
Suborden:Diapsida
Infraorden:Platynota
Familia:Varanidae
Nombre común:Dragón de komodo
Nombre en inglés:Komodo dragon / Komodo monitor
Peso:70 kg
Tamaño:2 a 3 m
Origen:Asia
Esperanza de vida:28 a 32 años

Origen y características del dragón de komodo

Es un lagarto que representa la especie de mayor tamaño en el mundo, un ejemplar que te hace sentir que todavía es posible caminar con dinosaurios.

Recientemente se ha demostrado que es venenoso, aunque lleva una vida más sorprendente de lo que te imaginas. Algunas de las características más impresionantes del dragón son las siguientes:

  • Su nombre científico corresponde a Varanus Komodoensis y pertenece a la clase Saurópsida (clase de vertebrados amniotas tetrápodos de respiración pulmonar), representando dentro de ella a la especie más grande y pesada sobre la tierra.
  • Se destaca por contar con una cabeza de forma aplanada, de gran tamaño y con un hocico prominente. Su piel es escamosa, de patas fuertes, robustas y una cola alargada.
  • Está provisto de dientes con forma aserrada, mediante los cuales aplican una mordida de fuerte presión y tiene con una longitud de hasta 2, 5 metros. Respecto al peso, pueden llegar a alcanzar los 70 kilogramos.
  • Su saliva está teñida de sangre, debido a que sus dientes están muy recubiertos de tejido gingival. Una superficie que frecuentemente se lastima al ingerir sus alimentos y terminan sangrando.
  • Su lengua está bien desarrollada y tiene una forma bífida, similar a las serpientes, la cual le sirve de herramienta sensorial para percibir los olores, aun encontrándose a kilómetros de distancia de la fuente que los emite..
  • Visualmente no se pueden ver sus oídos, pero cuenta con una audición eficiente, mientras que su visión le permite observar objetos que se encuentran a 300 metros de él y apreciar sus colores.

Recientes investigaciones han demostrado que la saliva del dragón de komodo es venenosa, sin embargo, ellos son inmunes a su propia mordedura tóxica.

Este estudio demostró que en su saliva están presentes 29 tipos de bacterias Gram positivas y 28 negativas, especialmente en las especies que se crían de forma salvaje. Incluso se ha identificado una bacteria denominada Pasteurelia multitocida, que si se multiplica sin control, ocasiona graves enfermedades.

Asimismo se ha demostrado que el efecto causado por su mordedura lleva a un leve envenenamiento, una inmediata inflamación y la interrupción de la coagulación de la sangre, provocando un dolor intenso. Todo ello llevó a que los científicos concluyeran que la mordedura del dragón de komodo es venenosa.

¿Cómo son los dragones de komodo?

  • Clase: Saurópsida
  • Reproducción: Ovípara
  • Alimentación: Carnívoro
  • Longitud: 2,5 metros
  • Peso: 70 kilos
  • Esperanza de vida: 30 años
  • Etapa adulta: 9 a 10 meses
  • Crías por puesta: 20 huevos
  • Periodo de incubación: 8 meses
dragón de komodo

Esperanza de vida del dragón de komodo

La esperanza de vida del dragón de komodo se estima en unos 30 años, aunque se han llegado a encontrar ejemplares que han llegado a alcanzar los 50 años de edad.

De todos los ejemplares que nacen de una nidada, solo unos pocos llegarán a alcanzar la edad adulta, debido a que pueden ser devorados por otros depredadores, en mucho casos, de la misma especie.

Comportamiento del dragón de komodo

El dragón de komodo se rige generalmente por hábitos diurnos, sin descartar que suele merodear ocasionalmente durante las noches. Se trata de un animal bastante solitario, que busca compañía para reproducirse o alimentarse.

Al observarlo parece tener un movimiento tosco y lento, pero esto es una apreciación errónea, ya que en realidad son muy veloces y pueden llegar a alcanzar los 20 kilómetros por hora.

Durante su juventud es un excelente trepador, ayudándose con su larga cola. Conserva adecuadamente el calor corporal gracias a su masa muscular y tamaño. Esto hace que no necesite permanecer al sol durante mucho tiempo, como es el caso de muchos otros lagartos.

Le gusta buscar su alimento durante las tardes, pero si el sol es demasiado fuerte, busca un refugio para guarescerse. Es una especie territorial, dominando un territorio aproximado de unos 2 kilómetros cuadrados, aunque es normal que se solapen con otros ejemplares.

Alimentación del dragón de komodo

Si la comida es encontrada por un grupo de estos dragones, el macho dominante es siempre el primero en comer, dejando lo que le sobre para los miembros más jóvenes. Ellos se mantienen a la espera sobre los árboles hasta que se les permita descender para consumir el resto de la comida.

Son carnívoros y generalmente se alimentan de carroña, pero también tienden emboscadas a sus presas, acercándose sigilosamente para atacar de forma rápida y efectiva, dirigiéndose principalmente al vientre o el cuello del su víctima.

Como se ha indicado anteriormente, tanto su lengua, como olfato y vista les brindan la oportunidad de localizar con facilidad presas que se encuentran hasta 9,5 kilómetros de ellos.

Existen evidencias de que el dragón de komodo ha devorado cerdos de gran peso y ciervos. Una vez que atrapan a cualquier animal, comienzan a arrancarle grandes trozos de carne, los cuales son tragados enteros y lubrican su alimento con la sangre que emana de sus propias encías.

Tan solo dejan un 15% de su presa sin consumir, a diferencia de mamíferos carnívoros como los leones, que evitan devorar intestinos, piel, huesos o pezuñas. El dragón de komodo aprovecha al máximo su víctima.

La dieta de este lagarto es muy variada, puede consumir otros reptiles, roedores, serpientes, peces, cangrejos, caracoles, cabras, ciervos, jabalíes, búfalos de agua e incluso miembros de su misma especie, que sean más pequeños.

dragón de komodo

Reproducción del dragón de komodo

Un dragón de komodo madura sexualmente cerca de los 9 años en el caso de las hembras y los machos lo hacen a los 10 años.

Cada año, entre los meses de mayo y agosto, los machos comienzan a pelear por la hembra que les llama la atención, llegando a tener sangrientos combates, luego de los cuales el vencedor comienza a lamer el cuerpo de la hembra, buscando su aceptación. Si a ella le agrada el cortejo del macho, también procederá a lamerlo. Como acto seguido a esto, se produce el apareamiento.

En el mes de septiembre la hembra deposita aproximadamente 20 huevos en guaridas dejadas por las aves denominadas telégalos, que son especies galliformes medianas de indonesia.

Los huevos permanecen siendo incubados durante unos ocho meses y para abril del siguiente año estarán eclosionando, aprovechando que es una época durante la cual el alimento es mayor. Todo esto dará comienzo al ciclo de nuevas vidas, que seguirán su instinto y lograrán mantener esta especie rara y exótica del mundo, siempre presente entre nosotros.

Un interesante aspecto que se debe destacar como parte de la reproducción del dragón de komodo es la partenogénesis, gracias a un estudio realizado con una hembra de esta especie que se encontraba en un zoológico de Londres, identificada como Flora.

Los científicos estaban admirados al descubrir que esta hembra puso una nidada, sin contar con la presencia física de un macho desde hacía dos años. Descubriéndose que sus huevos se habían producido por partenogénesis, es decir, sin fertilización externa de un macho.

Este descubrimiento es sumamente importante, ya que en función de esto se puede garantizar la subsistencia de esta especie, aunque no se cuente con ejemplares de ambos sexos.

Esto es considerado como una adaptación reproductiva de la hembra, que puede producir descendencia masculina por este sistema y formar un grupo poblacional que además sea capaz de reproducirse sexualmente.

dragón de komodo

Interesantes curiosidades sobre este animal

Durante el recorrido por este post seguramente te has dado cuenta de que estos son animales con un comportamiento particular, pero aún hay muchas cosas aún por descubrir sobre ellos.

Mientras tanto, te ofrecemos algunas de las curiosidades más interesantes, que le han llamado la atención a muchos investigadores.

  • Utilizan estrategias de caza, una de ellas consiste en asustar a las ciervas que están embarazadas, para que aborten a su feto y el dragón se alimente con ellos.
  • Su excremento tiene apariencia blanca, esto se debe a que su organismo no puede digerir el calcio que está presente en los huesos de sus víctimas.
  • Los puedes ver de gran tamaño y peso, pero a pesar de esto son excelentes nadadores, incluso uno de ellos fue encontrado a muchos kilómetros de la isla de Komodo.
  • Los habitantes de la isla de Indonesia conocían en la antigüedad a este animal como “El cocodrilo de tierra”.
  • Su lengua es excelente para advertir la presencia de carroña que se encuentre a 3 kilómetros de ellos.
  • Se ha descubierto que cuentan con glándulas venenosas, las cuales conforman un cóctel de bacterias que pueden ocasionar una infección severa en cualquier persona que sea mordida por ellos.
  • Hasta la fecha, se sabe que este dragón ha matado al menos unas cuatro personas.
  • Los dragones jóvenes deben protegerse de los adultos de su especie para evitar que los devoren, para ello se cubren el cuerpo con sus propias heces, de modo que sean menos apetecibles.
  • Un hecho destacable sobre estas criaturas, es que están provistas de inteligencia, pueden llegar a reconocer a sus cuidadores, encariñarse con ellos e incluso jugar como cualquier otra mascota.

Finalizamos nuestro recorrido destacando que el dragón de komodo es una de las especies que se encuentran amenazadas y son vulnerables.

1 comentario en «DRAGÓN DE KOMODO»

Deja un comentario