GATO BENGALÍ O DE BENGALA

El gato Bengalí, gato de Bengala o gato Bengal es una raza de gato doméstico que podríamos decir que es una maravilla de la naturaleza. Esta raza surgió del cruce de un gato leopardo asiático (Prionailurus Bengalensis, un gato pequeño que habita en Asia, en la zona de Bengala) y un gato doméstico. Como resultado hemos tenido un gato que parece un «mini leopardo». Este felino tiene el carácter de un gato doméstico y la apariencia que tiene el gato leopardo asiático.

Taxonomía del gato Bengalí
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnivora
SubordenFeliformia
FamiliaFelidae
SubfamiliaFelinae
GéneroFelix x Prionailurus
EspecieF . Silvestris x P. bengalensis
SubespecieF. s. catux x P. benganlensis
Nombre común:Bengalí, bengala, bengal
Nombre en inglésBengal cat
Peso3 a 9 kg
Tamaño68 cm
Origen Bengala (India, Bangladesh)
Esperanza de vida13 a 15 años

¿Cual es el origen de la raza del gato de Bengala?

El primer cruce entre el gato leopardo asiático y un gato doméstico fue en el año 1963 por Jean S. Mill (criadora de gatos). De ahí nacieron los primeros híbridos, que se les conocía como «semi salvajes». Hasta que no se llegó a la 4ª y 5ª generación de este cruce con el gato leopardo asiático, no se les empezó a llamar gato de Bengala. Esta raza fue reconocida en 1985 por la Asociación Internacional de Gatos. Cada año que pasa, esta raza sigue ganando más popularidad en la población de todo el mundo debido a su aspecto parecido al Leopardo.

En la actualidad, la gran mayoría de criaderos de esta raza utilizan gatos de Bengala domésticos para la cría, no se utiliza el gato leopardo asiático. De esta forma siguen teniendo gatos bengala que tienen la apariencia salvaje, y al mismo tiempo son muy cariñosos y tienen unos colores muy intensos.

Características del gato Bengalí

El gato bengalí es un felino de gran tamaño, en el caso de los machos, suelen tener un peso entre los ocho y nueve kilos, mientras que en las hembras, suelen tener un peso entre los tres y cinco kilos. Su estructura es muy robusta, tiene unos huesos que son pesados, y son musculosos.

La forma de su cabeza es levemente acuñada, redondeada y ancha, tiene unas mandíbulas que también son anchas y fuertes. Su nariz es larga y ancha, y tiene una linea delgada de color negro que la rodea. Las orejas son similares a las del leopardo asiático, pequeñas para mantener un aspecto fiero. Sus ojos tienen una forma de almendra y un tono de color amarillo verdoso.

El principal motivo para la creación de esta raza es su pelaje y esto es lo que más llama la atención del gato. Si tienes la ocasión de acariciar uno, notarás que su pelaje es suave, corto, espeso y muy brillante. Impresionan mucho las manchas que tienen similares a las de un leopardo. En el ámbito profesional a las manchas se les llama rosetas.

El pelaje del gato bengalí tiene dos características que solo se dan en esta raza:

  • Glitter: Cuando el pelo del gato está bajo el sol o la luz, emite un tono dorado brillante que solo posee este felino
  • Fuzzy: Entre los 3 y 5 meses de vida, el gato de Bengala desarrolla una especie de «pelaje de camuflaje«. Esta característica ha sido heredada directamente del gato leopardo asiático, y este la utiliza cuando es joven para ocultarse de sus depredadores.

Carácter del gato de Bengala

Como hemos mencionado anteriormente, esta raza proviene de un cruce entre un gato doméstico y el gato leopardo asiático. Debido a ello, a partir de la 4ª generación son gatos mansos y cariñosos. De su antepasado salvaje ha heredado la inteligencia, la curiosidad y una gran actividad. Otra de las cosas que ha heredado del leopardo es que les gusta el agua, ya que este es un gran pescador. Debido a su hiperactividad les gusta mucho trepar y pasear, al igual que jugar, por ejemplo, lanzándole una pelota. Debido a su alta actividad, es necesario que el gato tenga espacio suficiente para moverse y que se le mantenga entretenido, al igual que hacerle compañía y realizar con él juegos de inteligencia para que tenga un buen desarrollo.

Estos gatos son muy territoriales, tienen un carácter dominante y son seguros de si mismo. Por ese motivo, es posible que no socialice bien con otros gatos que sean también territoriales. Es recomendable no dejar solo a este gato, se le puede poner de compañero a otros gatos que sean tranquilos como los british shorhair o los persas. De igual manera, que ambos gatos tengan una buena convivencia depende sobre todo del carácter que tiene cada uno de ellos.

Cuidados del gato Bengalí

Debido a su pelaje corto, apenas necesita cuidados para mantener su pelo y aspecto en buenas condiciones. Siempre se mantiene limpio por su propia aseo corporal. Lo que si debemos de hacer es respetar las visitas al veterinario para asegurarnos que tiene un buen estado de salud.

Una de los cuidados que se le deben de hacer, es limpiarle los oídos de forma más regular ya que producen más cerumen que otras razas de gato. También se le debe limpiar de forma regular la barbilla con una toallita o paño por que segrega una grasita oscura que parece suciedad.

El resto de cuidados que debe de tener, son los mismo que a cualquier gato de otra raza y que puedes consultar aquí: Cuidados de un gato.

Alimentación del gato de Bengala

El gato de Bengala es un animal carnívoro y no necesita tener una alimentación diferente a la de otros gatos. Debe de ser variada a base de pienso de buena calidad y darle agua fresca.

De igual manera, te recomendamos que acudas al veterinario para que te puedas consultarle sobre la alimentación adecuada, y que te aconseje.

Deja un comentario